Descubriendo Mayrit

Guía de turismo en Madrid

Alegorias del Museo del Prado - Descubriendo Mayrit

Alegorías del Museo del Prado

El Edificio Villanueva del Museo Nacional del Prado está decorado, en la fachada correspondiente a la Puerta de Velázquez, con doce alegorías realizadas en mármol. Según Marta Carrasco Ferrer en Las personificaciones esculpidas que adornan la Fachada Principal del Museo del Prado, publicado en el boletín de la pinacoteca madrileña, estas esculturas son obra de Valeriano Salvatierra, Francisco Elías, José Piquer y Duart y Francisco Pérez Valle.

Alegorias del Museo del Prado - Descubriendo MayritValeriano Salvatierra recibió en 1830 el encargo de realizar 16 estatuas, que luego se reducirían a 12, para decorar la fachada principal del museo. En mayo de 1836 fallece Salvatierra, dejando el proyecto sin terminar, siendo sustituido por Francisco Elías y por José de Tomás. En el año 1847 José Piquer y Duart no menciona todavía ninguna escultura acabada, sino tan sólo seis que se encuentran en distintos grados de ejecución, de ahí que se ponga en duda que Salvatierra sea el autor de todas las obras. Cuando el fotógrafo Charles Clifford retrató el Museo del Prado entre 1852 y 1863, todas las obras estaban ya colocadas en sus ubicaciones actuales.

Alegorias del Museo del Prado - Descubriendo MayritLas alegorías pretenden ser un homenaje a los reyes Carlos IV y Fernando VII bajo cuyos auspicios se realizaron, ya que, antes que los artistas ejecutores, están los soberanos que promueven la ejecución, la emprenden, restauran y terminan, según se indica en la Real Orden de creación de las esculturas. A continuación puedes leer una descripción de cada una de ellas y ampliar las imágenes de las mismas en la siguiente galería de Facebook.

Alegorias del Museo del Prado - Descubriendo MayritAlegoría de la Victoria. Anteriormente llamada Alegoría de la Amenidad, fue rebautizado con el nombre actual en una fecha indeterminada, está formada por la figura de una mujer vestida con un peplo (túnica femenina de la antigua Grecia) hasta los muslos, que se sujeta mediante un broche sobre un solo hombro, quedando el pecho al descubierto. La figura levanta su brazo izquierdo con el que sostiene una palma como atributo.

Alegorias del Museo del Prado - Descubriendo MayritAlegoría de la Arquitectura. Se representa con una figura vestida con una túnica larga con dos pliegues que presenta la parte superior del cuerpo inclinado hacia la derecha y de la cabeza hacia el lado opuesto, resaltando el brazo izquierdo que sostiene un rótulo de pergamino en el que la mano derecha apoya un compás. Esta figura representa la novedad de este edificio, uno de los primeros ejecutados con el gusto griego antiguo más puro y correcto.

Alegorias del Museo del Prado - Descubriendo MayritAlegoría de la Fama. Esta escultura presenta la figura de una mujer con su brazo derecho extendido hacia abajo y su brazo izquierdo reposando sobre un herma (pilar cuadrado sobre el que se colocaba un busto, normalmente del dios Hermes). La túnica rompe con la tradición antigua de la sujeción y presenta un broche en cada hombro.

Alegorias del Museo del Prado - Descubriendo MayritAlegoría de la Inmortalidad. Esta figura femenina, vestida con una túnica anudada sólo sobre su lado derecho, deja al descubierto su pecho izquierdo, al igual que la Victoria. En la mano derecha presenta una herramienta, actualmente irreconocible, y un ramillete de siemprevivas en la mano izquierda. La escultura representa la eternidad del edificio al que decoran.

Alegorias del Museo del Prado - Descubriendo MayritAlegoría de la Admiración. Según la Real Orden de creación de las esculturas, el objeto de la Admiración será: que por convencimiento del tiempo pasado y presente está asegurada en el monumento, y nadie puede dudar que lo estará en el futuro, aun en sus propias ruinas. Este tema se encuentra en una figura femenina que dirige su mirada hacia la derecha y hacia abajo, donde se halla un capitel jónico sobre un pedestal. En la mano izquierda portaba una barra troncopiramidal de ocho lados.

Alegorias del Museo del Prado - Descubriendo MayritAlegoría de la Constancia. Encargada de representar la virtud de los reyes que emprenden tan vastas y costosas obras, a través de una figura que sostiene con la mano derecha un martillo, sobre una vasija de donde sale una llama. Lleva una túnica larga, sujetada sobre los hombros, y por encima, un manto que cubre su cabeza.

Alegorias del Museo del Prado - Descubriendo MayritAlegoría de la Magnificencia. En alusión a la generosidad de los monarcas para emprender suntuosos gastos o grandes proyectos, de ahí que la figura que la representa porte en la mano izquierda un cofre del que salen joyas, medallas y monedas. Además se encuentra vestida con una túnica larga sostenida por broches en los hombros y con flecos en la parte baja, junto con un manto que le sirve de velo y le cuelga por detrás hasta los pies, agarrado por una diadema.

Alegorias del Museo del Prado - Descubriendo MayritAlegoría de la Simetría. Realizada para representar que se cumplen las máximas de Vitruvio, esta escultura es la única que tiene la cabeza tallada independientemente del cuerpo, quizás debido al fallecimiento de Salvatierra, su autor hubo de enfrentarse con un bloque comenzado a tallar, teniendo que añadir piezas para cubrir puntos ya sacados. La misma representa a una mujer reclinada sobre un pilar que lleva en la mano derecha un compás y en la izquierda un tablón o regla.

Alegorias del Museo del Prado - Descubriendo MayritAlegoría de la Fertilidad. Una vez más, haciendo alusión a los monarcas que fomentaron su construcción, y en este caso, a la fertilidad de los mismos, sobre todo Carlos IV, quien tuvo 14 hijos de las 24 veces que María Luisa de Borbón-Parma estuvo embarazada, aunque solo 7 llegaron a la edad adulta. Esta alegoría está representada por una figura femenina con el brazo derecho apoyado sobre una columna de la que cuelgan unas herramientas de labranza, mientras porta en la izquierda una cornucopia llena de flores, frutos y espigas.

Alegorias del Museo del Prado - Descubriendo MayritAlegoría de la Paz. En honor de la concordia que ambos reyes consiguieron en las épocas de su erección y restauración. La escultura esta tocada con una corona de olivo y sujeta en la mano derecha una rama de laurel y una espada de la que solo queda el mango y el arranque de la hoja. La mano izquierda porta un rollo plegado en alusión a algún tratado de paz. Por último, el pie derecho se apoya en una antorcha encendida, símbolo del fuego de la guerra.

Alegorias del Museo del Prado - Descubriendo MayritAlegoría de la Euritmia. Al igual que ocurre con Simetría, esta alegoría está realizada para representar que se cumplen las máximas de Vitruvio, en este caso, a través de una figura que mira hacia abajo y con sus dos manos pone en contacto dos pequeñas antorchas encendidas. Una vez más, la túnica larga que la cubre, deja al descubierto el pecho izquierdo.

Alegorias del Museo del Prado - Descubriendo MayritAlegoría de la Fortaleza. Representa la hegemonía de la nación durante el reinado en que se realizó el edificio, de ahí que en sus inicios se denominara Alegoría del Poder Español. La figura coloca la mano derecha junto a la cintura empuñando un arma, hoy perdida, mientras que la mano izquierda cae rígida apoyándose sobre una clava. Viste una túnica larga, cubierta en el pecho por una coraza, mientras que a sus pies se encuentra una esfera cubierta por una leonté. Por último observamos que su cabeza se encuentra protegida por un casco con cimera.

Madrid está esperando a que la descubras…

AlegoríasMuseo del PradoValeriano Salvatierra

DescubriendoMayrit • 19 marzo, 2016


Previous Post

Next Post

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: