Descubriendo Mayrit

Guía de turismo en Madrid

Calle de Alvarez Gato - Descubriendo Mayrit

Calle de Álvarez Gato

Entre la calle de Núñez de Arce y la calle de la Cruz se encuentra esta vía peatonal dedicada a Juan Álvarez Gato, poeta y mayordomo de Isabel la Católica, quien decía en uno de sus poemas más populares: “Hoy comienzan mis dolores. Hoy pierde placer mi vida. Hoy será la despedida y la más triste partida que se hizo por amores”. Este lugar también es conocido popularmente como callejón del Gato, haciendo alusión al nombre dado por Ramón María del Valle-Inclán en su obra Luces de bohemia. Por otra parte, este callejón del Gato, encuentra la historia de su nombre ligada a la conquista cristiana de la ciudad, y en concreto, con un hombre del ejercito del rey Alfonso VI, que sin temor a los ataques de los árabes desde la muralla, consiguió treparla con la misma ligereza que un gato, ayudándose de una daga que clavaba en las juntas de las piedras, de ahí que a los madrileños se los conozca como gatos.

Calle de Alvarez Gato - Descubriendo MayritEsta calle, de apenas 75 metros de longitud, fue el escenario escogido por Valle-Inclán para iniciar el género conocido como esperpento. En este lugar, Max Estrella, protagonista de la obra Luces de bohemia, mantiene una conversación con don Latino de Hispalis sobre España y los dos espejos, uno cóncavo y otro convexo instalados en esta vía, encargados de deformar la realidad.

Max: España es una deformación grotesca de la civilización europea.

Don Latino: ¡Pudiera! Yo me inhibo.

Max: Las imágenes más bellas en un espejo cóncavo son absurdas.

Don Latino: Conforme. Pero a mí me divierte mirarme en los espejos de la calle del Gato.

Calle de Alvarez Gato - Descubriendo MayritEstos espejos fueron instalados a principios del siglo XX por un comercio de la calle, no se sabe ciertamente si una ferretería o una carbonería, como reclamo para sus clientes y no había, ni hay, transeúnte que no se detuviera a observar su propia figura para esbozar una sonrisa ante su propio esperpento, al igual que le ocurría a don Latino de Hispalis. Ramón Gómez de la Serna decía sobre los espejos: “En el callejón del Gato hubo hasta hace poco, calzados en la pared y del tamaño del transeúnte de estatura regular, dos espejos, uno cóncavo y otro convexo que deformaban en don Quijote y Sancho a todo el que se miraba en ellos.

Calle de Alvarez Gato - Descubriendo MayritEn mayo de 1998 un grupo de vándalos destrozaron los espejos, lo que supuso que los dueños de la Taberna Las Bravas, quienes tenían estos objetos en su fachada, decidieran instalarlos en el interior del local, protegidos por unos cristales, tras una restauración valorada en 1.800 euros, y colocar en el exterior una réplica de los mismos. Un lugar que bien merece una visita, para conocer su historia y los famosos espejos que inspiraron al dramaturgo, todo ello acompañado de la especialidad de la casa, las patatas bravas.

Calle de Alvarez Gato - Descubriendo MayritMadrid está esperando a que la descubras…

Callejón del GatoCalles de MadridEsperpentoRamón María del Valle-Inclán

DescubriendoMayrit • 4 junio, 2016


Previous Post

Next Post

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: