Descubriendo Mayrit

Guía de turismo en Madrid

Comercios centenarios de Madrid I

“El Ayuntamiento de Madrid agradecido por los servicios a la ciudad”, así reza el texto que podemos admirar en distintas farmacias, restaurantes, librerías, pastelerías, restaurantes y muchos más comercios, antes de entrar por sus puertas, en una pequeña placa de bronce diseñada por Antonio Mingote, que sirve para identificarlos como “especiales” por su contribución a la historia de la ciudad.

Real Botica de la Reina Madre Nuestra Señora, desde 1578. Situada en la calle Mayor número 59 desde el año 1914, anteriormente se encontraba en la calle del Sacramento, debe su nombre al rey Felipe V, quien la concedió el escudo oficial y el nombre de Reina Madre. En aquella época la farmacia era el proveedor oficial del monarca y su familia, ya que, por miedo a los envenenamientos, no se fiaban de los farmacéuticos del Alcázar. Durante estos más de 400 años de vida han pasado por su mostrador personajes de todo tipo, lo que supone un legado de más de 1600 recetas antiguas, entre ellas una a nombre de Miguel de Cervantes.


Hotel Petit Palace Posada del Peine, desde 1610. Hace ya más de 400 años que Juan Posada abre las puertas de esta fonda, situada estratégicamente junto a la Casa de Postas, principal parada de diligencias de la Villa (en esta época Madrid tenía un censo aproximado de 900 coches de caballos), a la que llegaban granjeros y comerciantes con productos de las provincias que pernoctaban uno o dos días en la capital. Este alojamiento debe su nombre al característico peine atado a una cuerda, para impedir que los viajeros se lo llevaran, que se encontraba en cada una de sus habitaciones. Un lujo para la época, que le distinguió de los demás establecimientos, adoptando el mismo como emblema.


Posada de la Villa, desde 1642. Siguiendo la línea de la Posada del Peine, este establecimiento centenario de Madrid, situado en un lugar de paso de carruajes y diligencias, se creó para dar cobijo y comida a los visitantes de la ciudad. La misma se sitúa en pleno Madrid de los Austrias, en el lugar que antaño había sido el único molino de harina de la ciudad. En 1980, tras años de abandono y decadencia, fue rescatada y restaurada para ser un Horno de Asar, lo que a la postre le valió para ser un lugar de referencia entre personajes muy conocidos del mundo del deporte, la literatura, el arte o la cultura en general, llegando incluso a grabar en sus sillas el nombre de alguno de ellos.


Farmacia León, desde 1700. Si paseas por el Barrio de las Letras de Madrid, en la confluencia de la calle del León con la calle de Lope de Vega, encontrarás varios azulejos en blanco y azul, con leones y motivos relacionados con una botica, que decoran el exterior de esta farmacia del Siglo de Oro, desde finales del siglo XX. Carlos Osorio, en su libro El Madrid Olvidado, indica que ya estaba abierta en el año 1625, siendo más pequeña que en la actualidad y con un pozo de agua potable en su interior.


Botin, desde 1725. Es casi imposible no detenerse ante el olor que emana del interior de este restaurante situado en el número 17 de la calle de Cuchilleros. Corderos y cochinillos se asan a diario en su magnifico horno de leña de encima, conservado desde la apertura del restaurante más antiguo del mundo, tal y como atestigua el Libro Guinness de los Records, allá por los comienzos del siglo XVIII, por el francés Jean Botin. Novelistas internacionales como Hemingway, John Dos Passos, Truman Capote o F. Scott Fitzgerald hablaron de él en sus obras, sin dejar de lado a nuestros autores, como Pérez Galdós o Ramón Gómez de la Serna quienes también le dedicaron unas líneas. La leyenda popular cuenta que Goya trabajó allí como friegaplatos cuando era aprendiz de pintor, algo más que probable, pero que todavía no se ha podido acreditar fielmente con documentos.

Madrid está esperando a que la descubras…

Casa BotinComercios centenariosFarmacia de la Reina MadreFarmacia LeónPosada de la VillaPosada del Peine

DescubriendoMayrit • 1 marzo, 2016


Previous Post

Next Post

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: