Descubriendo Mayrit

Guía de turismo en Madrid

El otro Jardín Botánico - Descubriendo Mayrit

El ‘otro’ Jardín Botánico

Los amantes de la gastronomía sabrán que hay ciertas recetas que por si solas son una delicia, como podría ser el gazpacho, pero si añadimos otros ingredientes, como los picatostes, mejoran con creces y le dan otro toque a la composición. Salvando las distancias, algo así le ocurre al Real Jardín Botánico de Madrid. Por sí solo, su conjunto de árboles, arbustos, plantas y flores bien merecen una visita, pero en su interior podemos encontrar otro tipo de atractivos que complementan el recorrido y hacen el trayecto, si cabe, más interesante.

El otro Jardín Botánico - Descubriendo MayritLa historia del actual Jardín Botánico comienza en el año 1774, cuando Carlos III da instrucciones a los arquitectos Juan de Villanueva y Sabatini para trasladar la institución, creada por Real Orden de 17 de octubre de 1755 por su hermano el rey Fernando VI, desde la denominada Huerta de Migas Calientes, situada a orillas del río Manzanares, en las inmediaciones de lo que hoy se denomina Puerta de Hierro, hasta su vigente emplazamiento en el paseo del Prado. En sus inicios contaba con más de 2.000 especies de plantas, recogidas por el botánico y cirujano José Quer y Martínez en sus numerosos viajes por la Península, llegando en la actualidad a un total de más de 5.000 especies diferentes de árboles y plantas de todo el mundo.

Pero no sólo de plantas vive este centro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. A continuación, descubriremos los monumentos y esculturas que embellecen su interior y nos hacen un recorrido por su historia, a través de las personas encargadas de su conservación con el paso de los años.

El otro Jardín Botánico - Descubriendo MayritEntre la Terraza de las Escuelas Botánicas y la Terraza baja o de los Cuadros se encuentra el paseo de Gómez Ortega, también conocido como el paseo de las Estatuas, en el que se hallan distribuidas las estatuas de cuatro botánicos ilustres de los siglos XVIII y XIX que fueron responsables en su día de la institución:

El otro Jardín Botánico - Descubriendo MayritJosé Quer y Martínez (1695-1764) fue el primer catedrático del Real Jardín Botánico. En su multitud de viajes por España, Francia, Italia y Norte de África, como cirujano militar, aprovechó para recoger una gran cantidad de semillas y plantas vivas, lo que le facilitó la creación de un primitivo jardín botánico. Es el autor del libro Flora Española, en el que se recoge la historia de las plantas que se crían en España, obra que no pudo culminar debido a su muerte y se encargó de finalizar su discípulo y sucesor Casimiro Gómez Ortega. Su escultura, como el resto de la serie que aquí se describe, fue instalada en 1866 y es obra de Andrés Rodríguez. En ella se representa al ilustre botánico de pie, transmitiendo serenidad en su rostro, con un libro en su mano derecha y apoyado en una pila de volúmenes, mientras que la izquierda la dobla suavemente sobre la cintura. En la base aparece la inscripción incisa: QUER.

El otro Jardín Botánico - Descubriendo MayritSimón de Rojas Clemente y Rubio (1777-1827) estudió teología, lenguas orientales y más tarde botánica, bajo la dirección de Gómez Ortega y Antonio José Cavanilles. Fue director de la institución en 1825, aunque con anterioridad, en 1804, fue nombrado bibliotecario y profesor del Jardín Botánico. Su escultura, obra de José Grajera y Herboso, fue diseñada en 1864 a petición del entonces director del Botánico Mariano de la Paz Graells, aunque en la actualidad podemos contemplar una réplica de 1998, obra de Carlos Ferreira de la Torre, ya que la original fue destruida durante la Guerra Civil. En ella se representa al valenciano de pie, con expresión seria, la mano izquierda sujetando la capa y la derecha doblada, sujetando un libro y apoyada en un busto femenino sobre un pedestal. En la base aparece la inscripción incisa: CLEMENTE.

El otro Jardín Botánico - Descubriendo MayritMariano Lagasca y Segura (1776-1839) realizó estudios eclesiásticos y de medicina. Su temprana afición a la botánica le llevó a realizar numerosos viajes de recolección de especies por España, con lo que formó un extenso herbario. Fue profesor de Botánica y Botánica Médica hasta su ascenso como director en 1814, cargo que ostentó hasta su exilio en 1823 por sus afinidades liberales. En 1835, tras su regreso a España, fue repuesto en su cargo de director del Jardín, en el que continuó hasta su fallecimiento. Su monumento es obra del escultor de los leones del Congreso de los Diputados, el zaragozano Ponciano Ponzano Gascón, quien realizó una estatua de bulto redondo que muestra al fitogeógrafo con gran realismo, pero dotada de cierto clasicismo, con la mano derecha sujetando la capa y la izquierda un libro sobre el muslo. En la base aparece la inscripción incisa: LAGASCA.

El otro Jardín Botánico - Descubriendo MayritAntonio José Cavanilles y Palop (1745-1804) estudió en la Universidad de Valencia donde obtuvo los títulos de maestro en Filosofía y de doctor en Teología. Su pasión por la docencia lo llevó en 1777 a París, donde se convirtió en preceptor de los hijos de Pedro de Alcántara Álvarez de Toledo, XII duque del Infantado. Allí entraría en contacto con la botánica bajo la tutela de André Thouin y Antoine Laurent de Jussieu, lo que le valió a la postre para ser director del Real Jardín Botánico entre 1801 y 1804. José Pagnucci y Zumel fue el encargado de realizar su escultura en la que se muestra al botánico de pie, con un pergamino en la mano izquierda y una planta en la derecha. Se exhibe en una actitud firme y resuelta con un cierto movimiento. En la base aparece la inscripción incisa: CAVANILLES.

El otro Jardín Botánico - Descubriendo MayritPerpendicular al paseo de Gómez Ortega, ubicación de las anteriores esculturas, se encuentra el paseo del Rey o de Carlos III, que cruza este centro de investigación de oeste a este, desde la Puerta Real hasta el Estanque de Linneo y el Pabellón Villanueva. En él se encuentra la escultura en homenaje al rey Carlos III, monarca de carácter ilustrado y fiel defensor de las ciencias y la industria. Con motivo del segundo centenario de su fundación, en el año 1981 se instala esta figura, réplica de la escultura realizada por Alfonso Bergaz en 1783 para la Plaza Mayor de Burgos, según el encargo de Antonio Tomé, vecino y cónsul de Burgos, hijo de los Condes de Liniers. El monumento, costeado por la Fundación Juan March, representa al soberano de pie, vestido con armadura y manto, sujeto este a la cintura con la mano izquierda, mientras con la derecha sostiene un báculo. Desprende un aire seguro, afable y magnánimo a la vez. El pedestal sobre el que se apoya cuenta, en su frente principal, con una cartela de bronce con la inscripción yuxtapuesta: A / CARLOS III / CREADOR DE ESTE / REAL JARDÍN BOTÁNICO / LA / FUNDACIÓN JUAN MARCH / 1781 – 1981.

El otro Jardín Botánico - Descubriendo MayritA unos 50 metros, en dirección este, se encuentra el Estanque de Linneo, realizado en honor del sueco Carl von Linne, conocido en España como Carlos Linneo. Este ilustre botánico es considerado como el padre de la taxonomía y su sistema de clasificación de los seres vivos fue seguido muy tempranamente por los ilustrados españoles, gracias a su ayudante preferido, Pehr Löefling, enviado para transmitir las ideas de Linneo en nuestro país y a la vez comunicarle a este sus hallazgos aquí y en América. El monumento se compone de un busto dedicado al naturalista, bajo él, diversos adornos y molduras que recogen, en cada uno de sus cuatro planos, inscripciones yuxtapuestas de algunos de los más eminentes botánicos. En su parte inferior, cuatro fuentes, una por cada frente, que expulsan el agua al gran estanque que rodea el monumento. En la moldura de coronación de estas se encuentra la inscripción incisa: en el frente sur SIENDO, en el posterior DIRECTOR, en el norte DEL MUSEO y el principal DON MARIANO DE LA PAZ GRAELLS.

El otro Jardín Botánico - Descubriendo MayritEn ambos extremos de la Terraza del Plano de la Flor, simétricamente dispuestas, se encuentran las glorietas de los Tilos, en honor de los árboles de esta especie que las bordean. En la plazoleta situada más al norte se encuentra un gran banco de planta rectangular, en cuyo frente aparece una escena alegórica y mitológica en relieve, con un caballo de tres cabezas como centro de la composición, una mujer semidesnuda de espaldas y otras figuras femeninas alrededor. El monumento, Premio Nacional de Escultura en 1923 y obra del catalán Frederic Marès Deulovol, está dedicado al profesor, farmacéutico, botánico y micólogo madrileño Blas Lázaro e Ibiza, de ahí que popularmente sea conocida esta zona como glorieta Lázaro. La plazoleta sur es popularmente conocida como glorieta de la Niña, en honor de la escultura de bronce de Julio López Hernández que representa a una joven con una dalia entre sus manos y que nos recuerda que el Jardín forma parte, desde el año 1991, de la asociación norteamericana de Jardines para la Paz.

El otro Jardín Botánico - Descubriendo MayritPrimavera, verano, otoño o invierno, cualquier época es perfecta para descubrir la colección de plantas más diversa de todo el país. Hay mucho que ver en una sola visita, como por ejemplo, los 18 árboles más emblemáticos del Jardín, plantados en los siglos XVIII y XIX e incluidos en el Catálogo de Árboles Singulares de la Comunidad de Madrid, pero en tu recorrido, no te olvides de conocer el ‘otro’ Jardín Botánico.

Madrid está esperando a que la descubras…

Carlos IIIPaseo del PradoReal Jardín Botánico

DescubriendoMayrit • 3 noviembre, 2017


Previous Post

Next Post

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: