Descubriendo Mayrit

Guía de turismo en Madrid

Felipe III - Descubriendo Mayrit

Madrid ecuestre: Felipe III

Dentro del paisaje de la Villa y Corte, a lomo de sus caballos y desde unas alturas nada desdeñables, nos observan diversos reyes, reinas y militares, además de figuras clásicas y jinetes anónimos, que se encargan de adornar la ciudad pero ¿sabes a quien representan estas esculturas? Hace unos días inauguramos esta sección con la escultura ecuestre de Carlos III, hoy se asoma a esta sección Felipe III, el Piadoso, conocido así porque rezaba 9 rosarios al día, uno por cada mes que Jesucristo pasó en el vientre de su madre.

Felipe III - Descubriendo MayritDesde el año 1848 la plaza Mayor está vigilada por la estatua ecuestre del rey Felipe III, un regalo de Cosme II de Médicis, Gran Duque de Toscana, aunque la misma ya se encontraba en la Villa y Corte desde muchos años antes. Iniciada por el escultor Juan de Bolonia en Florencia, fue terminada a su muerte por su discípulo Pietro Tacca, quien utilizó como modelo el retrato del rey del pintor de cámara Juan Pantoja de la Cruz. La misma representa al monarca con la cabeza descubierta, vestido con media armadura y el collar de la Orden del Toisón de Oro, además, en su mano derecha, sostiene la bengala de General.

Felipe III - Descubriendo MayritLa estatua ecuestre se alza sobre un pedestal, obra del arquitecto Juan José Sánchez Pescador, decorado, en la parte delantera, por una lápida de mármol con los escudos de las Armas Reales y de la Villa bajo la Corona Real, en la parte posterior, por una inscripción con letras en bronce y en los laterales, sendos relieves con las armas y pertrechos de los turcos en el lado derecho y los de Holanda en el izquierdo, todo ello obra del escultor Sabino de Medina.

Felipe III - Descubriendo MayritDesde su llegada a Madrid en 1616, acompañada de Andrés Tacca, hermano del escultor, el monumento ha ocupado diversos lugares de la ciudad, además de ser protagonista de varios incidentes. Su primera ubicación fue el jardín del Alcázar, hasta el 2 de enero de 1617, momento en el que se instala frente al palacete de la Casa de Campo. Allí permaneció hasta 1848 cuando, por iniciativa de Mesonero Romanos, se traslada a su actual ubicación, pero aquí no acaba todo, tras la revolución de La Gloriosa de 1868 se traslada a los almacenes de la Villa, volviendo a la plaza Mayor en 1874. Ahí se mantiene definitivamente hasta mayo de 1970, momento en el que vuelve a ser trasladada, durante sólo un año, al Parque de El Retiro, debido a las obras del aparcamiento subterráneo de la plaza madrileña. El 14 de abril de 1931, al proclamarse la Segunda República, la escultura sufrió varios desperfectos debido a unos petardos que alguien introdujo en la boca del caballo, siendo restaurada en el año 1934 por el escultor Juan Cristóbal, quien cerró la boca del equino.

Madrid está esperando a que la descubras…

Felipe IIIMadrid ecuestrePlaza Mayor

DescubriendoMayrit • 8 junio, 2016


Previous Post

Next Post

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: