Descubriendo Mayrit

Guía de turismo en Madrid

Retrato de George Washington - Descubriendo Mayrit

Retrato de George Washington

La gran oferta cultural de la Villa y Corte hace bastante difícil conocer todos y cada uno de los secretos que existen tras una obra de arte. Por ello, cuando descubro alguna historia fascinante tras una pintura, como la narrada en este post sobre Alegoría de la Villa de Madrid de Francisco de Goya, me lanzo al teclado para compartirla con vosotros. En esta ocasión, nos dirigimos hacia el museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, una de las mejores pinacotecas de España, que ofrece un completo recorrido por la historia del arte desde el Renacimiento hasta las tendencias más actuales del siglo XXI.

Real Academia de Bellas Artes de San Fernando - Descubriendo MayritEntre sus cincuenta y nueve salas, distribuidas en tres plantas, se exhiben obras maestras del arte español, italiano y flamenco como el Agnus Dei de Francisco de Zurbarán, La Primavera de Giuseppe Arcimboldo, retrato de la marquesa de Llano de Mengs, Venus, Mercurio y el Amor de Van Loo, retrato de Manuel Godoy, Príncipe de la Paz de José de Madrazo, retrato de Isabel II de Federico de Madrazo o retrato de George Washington de Giuseppe Perovani, este último, protagonista de la entrada de hoy.

Retrato de George Washington - Descubriendo MayritEn el año 1795, el pintor bresciani (natural de Brescia, Italia), se traslada al continente americano, en concreto, a la ciudad de Filadelfia, capital de los Estados Unidos de la época, donde entra en contacto con el diplomático español Josef de Jaudenes y Nebot al cual le realiza una decoración al fresco en su domicilio. El representante español tuvo como principal labor diplomática la negociación que culminaría con el Tratado de amistad, límites y navegación de 1795, también conocido como Tratado de San Lorenzo, por ser firmado en San Lorenzo de El Escorial, o Tratado Pinckney, en honor del representante Thomas Pinckney enviado por la autoridad americana. El acuerdo, ratificado por el presidente estadounidense George Washington, el 7 de marzo de 1796 en Filadelfia, y por el rey Carlos IV de España, en Aranjuez el 25 de abril del mismo año, tenía como objeto definir las fronteras entre los Estados Unidos y las colonias españolas en Norteamérica y regular los derechos de navegación en el río Misisipi.

Retrato de George Washington - Descubriendo MayritViendo cercano el final de su misión diplomática en tierras americanas, Jaudenes se plantea regalar a Manuel Godoy, el otro firmante del tratado en El Escorial, un retrato de George Washington realizado por el pintor Gilbert Charles Stuart, autor de los de él mismo y su esposa Matilda Stoughton, conservados actualmente en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York y expuestos en la sala número 755: Faces of the Young Republic, 1789 – 1800. Debido a las muchas ocupaciones de Stuart, finalmente realiza la obra el italiano Perovani.

Retrato de George Washington - Descubriendo MayritLa misma, expuesta en la sala número 35 del museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, representa al primer presidente de los Estados Unidos de América de pie, en la clásica postura de orador, con ropa civil formal y una espada, que recuerda sus logros militares y sugiere la fuerza de su presidencia. No es verosímil que Washington haya posado para un desconocido, por lo que es probable que Perovani utilizara un retrato de busto, obra del pintor Charles Willson Peale, para la cabeza y se inspirara en la composición del retrato de Lansdowne, obra de Gilbert Charles Stuart, para la figura del presidente, el mobiliario y el esquema de conjunto.

Retrato de George Washington - Descubriendo MayritPerovani incorpora, frente a la obra de Stuart, expuesta en la Galería Nacional de Retratos del Instituto Smithsonian, el plano de la futura capital, obra del arquitecto Pierre Charles L’Enfant, colocado sobre la mesa junto al Tratado de San Lorenzo. Al fondo se vislumbra un buque sobre el río Misisipi en el que ondea la bandera de los Estados Unidos, haciendo alusión al tratado hispano-estadounidense, las alegorías de la Prudencia y la Justicia, ambos preceptos masónicos, en línea con el pensamiento del representado, sobre un pedestal en cuyo frente se encuentra la paloma de la paz, emblema personal del presidente. Bajo esta, el escudo de la nación, con origen masónico: el águila representa el espíritu, y las flechas y el laurel que sujeta simbolizan respectivamente la guerra y la paz.

Retrato de George Washington - Descubriendo MayritEn el año 1796 Jaudenes volvió a España llevándose el lienzo recién concluido como regalo para Manuel Godoy. En 1808 Frédéric Quilliet, un connaisseur cuya formación e intereses no lo vinculan a la profesión o al estudio académico de la pintura, sino al comercio de obras, realiza un inventario, conservado en el Archivo Histórico Nacional, de la colección del Príncipe de la Paz. Tras su derrocamiento, en marzo del mismo año, fue confiscada y enviada en 1816 a la Real Academia, con otras doscientas obras de dicha colección. Una magnífica pintura que bien merece ser conocida y disfrutada.

Madrid está esperando a que la descubras…

Carlos IVGeorge WashingtonManuel GodoyReal Academia de las Bellas Artes de San FernandoReales Academias

DescubriendoMayrit • 29 octubre, 2017


Previous Post

Next Post

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: